La Magnitud de Dios
 Anterior     Siguiente 
Sun rays breaking over clouds

La Magnitud de Dios

No permitáis que la magnitud de Dios, su infinitud, obscurezca ni eclipse su personalidad. «Aquel que concibió el oído, ¿no oirá? Aquel que formó el ojo, ¿no verá?»

El libro de Urantia, (1:5.1)
Cancelar