Home El Libro De Urantia El Libro De Urantia El Gobierno Planetario Seráfico

El Gobierno Planetario Seráfico

Visite o regresa a la nueva version en
espanol de Truthbook @ truthbookespanol.com

Back   |   Home   |   Next

El Libro de Urantia

Documento 114

El Gobierno Planetario Seráfico

(1250.1) 114:0.1 LOS Altísimos gobiernan en los reinos de los hombres a través de muchas fuerzas y agencias celestiales pero principalmente a través del ministerio de los serafines.

(1250.2) 114:0.2 Hoy al mediodía cuando pasamos lista a los ángeles y guardianes planetarios y otros ángeles en Urantia había 501.234.619 pares de serafines. Asignados a mi comando había doscientas huestes de serafines: 597.196.800 pares de serafines ó 1.194.393.600 ángeles individuales. El registro sin embargo muestra 1.002.469.238 individuos. Por consiguiente se deduce que estaban ausentes de este mundo, 191.294.362 ángeles en misiones de transporte, de mensajería y de muerte. (En Urantia existe alrededor del mismo número de querubines que serafines, y están organizados en forma similar).

(1250.3) 114:0.3 Los serafines y sus querubines asociados tienen mucho que ver con los detalles del gobierno superhumano de un planeta, especialmente de los mundos que han sido aislados por la rebelión. Los ángeles, ayudados hábilmente por los seres intermedios, funcionan en Urantia como verdaderos ministros supermateriales que ejecutan los mandatos del gobernador general residente y de todos sus asociados y subordinados. Los serafines como clase se ocupan de muchas asignaciones fuera de aquellas de custodia personal y de grupo.

(1250.4) 114:0.4 Urantia tiene una supervisión apropiada y eficaz tanto por parte del sistema, como de la constelación y de los gobernantes del universo. Pero el gobierno planetario es distinto del de cualquier otro mundo en el sistema de Satania, aun en todo Nebadon. La singularidad de vuestro plan de supervisión se debe a una serie de circunstancias poco comunes:

(1250.5) 114:0.5 1. El estado de modificación de la vida en Urantia.
(1250.6) 114:0.6 2. Las exigencias de la rebelión de Lucifer.
(1250.7) 114:0.7 3. Los desbaratamientos ocasionados por la falta adánica.
(1250.8) 114:0.8 4. Las irregularidades que surgieron del hecho de que Urantia fue uno de los mundos de autootorgamiento del Soberano del Universo. Micael de Nebadon es el Príncipe Planetario de Urantia.
(1250.9) 114:0.9 5. La función especial de los veinticuatro directores planetarios.
(1250.10) 114:0.10 6. La ubicación en el planeta de un circuito de los arcángeles.
(1250.11) 114:0.11 7. La reciente designación del otrora encarnado Maquiventa Melquisedek como Príncipe Planetario vicerregente.

1. La Soberanía de Urantia

(1250.12) 114:1.1 La soberanía original de Urantia estaba en manos del soberano del sistema de Satania. Éste la delegó primero a una comisión conjunta de Melquisedek y Portadores de Vida, y este grupo funcionó en Urantia hasta la llegada de un Príncipe Planetario debidamente constituido. Posteriormente a la caída del príncipe Caligastia, cuando la rebelión de Lucifer, Urantia no tuvo una relación segura y establecida con el universo local y sus divisiones administrativas hasta el momento en que se completó el autootorgamiento de Micael, cuando el Unión de los Días le proclamó Príncipe Planetario de Urantia. Dicha proclamación estableció de una vez por todas y en principio el estado de vuestro mundo, pero en la práctica el Hijo Creador Soberano no ha dado señal de administración personal del planeta aparte de establecer la comisión jerusemita de veinticuatro ex habitantes de Urantia con autoridad para representarlo en el gobierno de Urantia y en todos los demás planetas en cuarentena en el sistema. Presentemente un miembro de este consejo reside constantemente en Urantia como gobernador general residente.

(1251.1) 114:1.2 Recientemente se ha conferido la autoridad de vicerregente a Maquiventa Melquisedek para actuar en nombre de Micael como Príncipe Planetario, pero este Hijo del universo local no ha tomado medida alguna hacia la modificación del presente régimen planetario de las administraciones sucesivas de los gobernadores generales residentes.

(1251.2) 114:1.3 Es dudoso que se efectúen cambios marcados en el gobierno de Urantia durante la dispensación presente a menos que el vicerregente del Príncipe Planetario llegue a asumir sus responsabilidades titulares. Según algunos de nuestros asociados, en algún momento en el futuro cercano el plan de enviar a uno de los veinticuatro consejeros a Urantia para actuar como gobernador general será reemplazado por la llegada formal de Maquiventa Melquisedek con su mandato de vicerregente de la soberanía de Urantia. Como Príncipe Planetario interino él indudablemente continuaría a cargo del planeta hasta la adjudicación final de la rebelión de Lucifer y probablemente más allá en el futuro distante del establecimiento planetario en luz y vida.

(1251.3) 114:1.4 Algunos creen que Maquiventa no vendrá a tomar la dirección personal de los asuntos de Urantia hasta el fin de la dispensación corriente. Otros consideran que tal vez el Príncipe vicerregente no vendrá, como tal, hasta que Micael vuelva en algún momento a Urantia tal como lo prometió cuando aún estaba en la carne. Aún otros, incluyendo este narrador, esperan la aparición de Melquisedek en cualquier día o momento.

2. El Consejo de Supervisores Planetarios

(1251.4) 114:2.1 Desde los tiempos del autootorgamiento de Micael en vuestro mundo, el manejo general de Urantia se le ha confiado a un grupo especial de veinticuatro ex habitantes de Urantia en Jerusem. Las calificaciones para formar parte de esta comisión nos son desconocidas, pero hemos observado que aquellos que han sido así encargados todos han contribuido a la ampliación de la soberanía del Supremo en el sistema de Satania. Por naturaleza eran todos verdaderos líderes cuando actuaban en Urantia, y (a excepción de Maquiventa Melquisedek) estas cualidades de liderazgo se han aumentado ulteriormente por la experiencia en el mundo de estancia y se han suplementado por la capacitación de la ciudadanía en Jerusem. Los miembros son propuestos para el grupo de veinticuatro por el gabinete de Lanaforge, secundados por los Altísimos de Edentia, aprobados por el Centinela Asignado de Jerusem, y nombrados por Gabriel de Salvington de acuerdo con el mandato de Micael. Los seres nombrados con carácter temporal funcionan tan plenamente como lo hacen los miembros permanentes de esta comisión de supervisores especiales.

(1251.5) 114:2.2 Este consejo de directores planetarios está especialmente preocupado con la supervisión de aquellas actividades en este mundo que resultan del hecho de que Micael experimentó aquí su autootorgamiento final. Se mantienen en contacto estrecho e inmediato con Micael mediante las actividades de enlace de cierta Brillante Estrella Vespertina, el mismo ser que acompañó a Jesús en el curso de su autootorgamiento en forma de un mortal.

(1252.1) 114:2.3 En los tiempos presentes cierto Juan, conocido por vosotros como «el Bautista», preside este consejo cuando éste entra en sesión en Jerusem. Pero el jefe exoficio de este consejo es el Centinela Asignado de Satania, el representante directo y personal del Inspector Asociado de Salvington y del Ejecutivo Supremo de Orvonton.

(1252.2) 114:2.4 Los miembros de esta misma comisión de los ex habitantes de Urantia también actúan como supervisores y asesores de los treinta y seis otros mundos aislados por la rebelión del sistema; realizan un servicio valioso manteniendo a Lanaforge, el Soberano del Sistema, en contacto estrecho y compasivo con los asuntos de estos planetas que aún permanecen más o menos bajo el supercontrol de los Padres de la Constelación de Norlatiadek. Estos veinticuatro consejeros hacen viajes individuales frecuentes a cada uno de los planetas en cuarentena, especialmente a Urantia.

(1252.3) 114:2.5 Cada uno de los demás mundos aislados, es aconsejado por comisiones similares de número variable de sus ex habitantes, pero estas otras comisiones están subordinadas al grupo urantiano de los veinticuatro. Aunque los miembros de esta última comisión estén así activamente interesados en cada fase del progreso humano en cada mundo en cuarentena en Satania, se preocupan especial y particularmente por el bienestar y avance de las razas mortales de Urantia, porque únicamente supervisan inmediata y directamente los asuntos de Urantia, pero no de ninguno de los otros planetas, y aun aquí su autoridad no es completa excepto en ciertos dominios relacionados con la supervivencia mortal.

(1252.4) 114:2.6 Nadie sabe por cuánto tiempo estos veinticuatro consejeros de Urantia continuarán en su estado presente, separados del programa regular de actividades del universo. Indudablemente continuarán sirviendo en su capacidad presente hasta que se produzca algún cambio en el estado planetario, tal como el fin de una dispensación, la asunción de la autoridad plena por parte de Maquiventa Melquisedek, la adjudicación final de la rebelión de Lucifer o la reaparición de Micael en el mundo de su autootorgamiento final. El actual gobernador general residente de Urantia se inclina a opinar que todos, excepto Maquiventa, tal vez serán exonerados de la tarea presente para ascender al Paraíso en el momento en que el sistema de Satania sea devuelto al sistema de los circuitos de la constelación. Pero también existen otras opiniones.

3. El Gobernador General Residente

(1252.5) 114:3.1 Cada cien años del tiempo de Urantia, el cuerpo de Jerusem de veinticuatro supervisores planetarios designa a uno de sus miembros para que resida en vuestro mundo y actúe como su representante ejecutivo, como gobernador general residente. Durante los tiempos de preparación de estos relatos fue reemplazado este oficial ejecutivo sucediendo el gobernador número veinte al número diecinueve. El nombre del supervisor planetario actual se os oculta porque el hombre mortal tiende a venerar, aun a deificar, a sus compatriotas extraordinarios y sus superiores superhumanos.

(1252.6) 114:3.2 El gobernador general residente no tiene autoridad personal en la gestión de los asuntos del mundo excepto como representante de los veinticuatro consejeros en Jerusem. Actúa como coordinador de la administración superhumana y es el jefe respetado y líder universalmente reconocido de los seres celestiales que funcionan en Urantia. Todas las órdenes de las huestes angélicas lo consideran su director coordinador, mientras que los seres intermedios unidos, desde la partida de 1-2-3 el primero en ingresar al grupo de los veinticuatro consejeros, realmente consideran a los sucesivos gobernadores generales como sus padres planetarios.

(1253.1) 114:3.3 Aunque el gobernador general no posee autoridad real y personal en el planeta, emite docenas de decisiones y juicios cada día que son aceptados como finales por todas las personalidades correspondientes. Es mucho más consejero paternal que gobernante formal. En cierta forma funciona como lo haría un Príncipe Planetario, pero su administración se asemeja mucho más estrechamente a la de los Hijos Materiales.

(1253.2) 114:3.4 El gobierno de Urantia está representado en los consejos de Jerusem, de acuerdo con una disposición por la cual el ex gobernador general participa como miembro temporal en el gabinete del Soberano del Sistema que compone los Príncipes Planetarios. Se esperaba, cuando Maquiventa fue nombrado Príncipe vicerregente, que asumiría inmediatamente su asiento en el consejo de los Príncipes Planetarios de Satania, pero hasta ahora no ha dado señal alguna en esta dirección.

(1253.3) 114:3.5 El gobierno supermaterial de Urantia no mantiene una relación orgánica muy estrecha con las unidades más elevadas del universo local. En cierto modo, el gobernador general residente representa a Salvington a la vez que a Jerusem, puesto que actúa en nombre de los veinticuatro consejeros, que son representantes directos de Micael y Gabriel. Y siendo ciudadano de Jerusem, el gobernador planetario puede funcionar como vocero del Soberano del Sistema. Las autoridades de la constelación están representadas directamente por un Hijo Vorondadek, el observador de Edentia.

4. El Altísimo Observador

(1253.4) 114:4.1 La soberanía de Urantia también está complicada por el embargo arbitrario de antaño de la autoridad planetaria por parte del gobierno de Norlatiadek, poco después de la rebelión planetaria. Aún reside en Urantia un Hijo Vorondadek, un observador en nombre de los Altísimos de Edentia, y, en ausencia de una acción directa de Micael, fideicomiso de la soberanía planetaria. El presente observador Altísimo (y a veces regente) es el número veintitrés que así sirve en Urantia.

(1253.5) 114:4.2 Existen ciertos grupos de problemas planetarios que aún están bajo el control de los Altísimos de Edentia, habiendo sido tomada la jurisdicción sobre ellos al tiempo de la rebelión de Lucifer. Ejerce la autoridad en estos asuntos un Hijo Vorondadek, el observador de Norlatiadek, quien mantiene relaciones de carácter de asesoría muy estrechas con los supervisores planetarios. Los comisionados de la raza son muy activos en Urantia, y sus varios jefes de grupo están informalmente relacionados con el observador Vorondadek residente, quien actúa como su director asesor.

(1253.6) 114:4.3 En una crisis, el jefe real y soberano del gobierno, a excepción de ciertos asuntos puramente espirituales, sería este Hijo Vorondadek de Edentia actualmente a cargo de la observación. (En estos problemas exclusivamente espirituales y en ciertos asuntos puramente personales, la autoridad suprema parece haber sido conferida al arcángel en comando, agregado a la sede central divisional de esa orden, que recientemente se estableció en Urantia).

(1253.7) 114:4.4 Un observador Altísimo tiene el poder de tomar en sus manos el gobierno planetario si así lo considera en tiempos de grave crisis planetaria, y los registros indican que esto ha ocurrido treinta y tres veces en la historia de Urantia. En tales momentos, el observador Altísimo funciona como regente Altísimo, ejerciendo autoridad incuestionable sobre todos los ministros y administradores residentes en el planeta a excepción solamente de la organización divisional de los arcángeles.

(1253.8) 114:4.5 Las regencias Vorondadek no son peculiares en los planetas aislados por la rebelión, porque los Altísimos pueden intervenir en cualquier momento en los asuntos de los mundos habitados, interponiendo la sabiduría superior de los gobernantes de la constelación en los asuntos de los reinos de los hombres.

5. El Gobierno Planetario

(1254.1) 114:5.1 La administración actual de Urantia es verdaderamente difícil de describir. No existe un gobierno formal según las líneas de la organización del universo, tal como la separación de los departamentos legislativo, ejecutivo y judicial. Los veinticuatro consejeros son los que más se acercan a parecerse a la rama legislativa del gobierno planetario. El gobernador general es un jefe ejecutivo provisional y asesor, estando el poder de veto en las manos del observador Altísimo. En el planeta no operan poderes judiciales con autoridad absoluta —tan sólo comisiones de conciliación.

(1254.2) 114:5.2 La mayoría de los problemas que comprenden a los serafines y a los seres intermedios son, por consentimiento mutuo, decididos por el gobernador general. Pero excepto cuando éste pronuncia los mandatos de los veinticuatro consejeros, sus decisiones están sujetas a apelación a las comisiones conciliadoras, a las autoridades locales constituidas para la función planetaria, o aun al Soberano del Sistema de Satania.

(1254.3) 114:5.3 La ausencia del séquito corpóreo de un Príncipe Planetario y del régimen material de un Hijo e Hija Adánicos se compensa parcialmente por el ministerio especial de los serafines y por los servicios poco comunes de los seres intermedios. La ausencia del Príncipe Planetario está efectivamente compensada por la presencia triuna de los arcángeles, el observador Altísimo y el gobernador general.

(1254.4) 114:5.4 Este gobierno de organización más bien casual y administrado en forma un tanto personal es más eficaz de lo esperado, gracias a la ayuda de los arcángeles la cual ahorra tiempo, y de su circuito siempre listo lo cual se utiliza tan frecuentemente en urgencias planetarias y dificultades administrativas. Técnicamente, el planeta está aún espiritualmente aislado de los circuitos de Norlatiadek, pero ahora, en un caso de urgencia, se puede obviar esta dificultad mediante la utilización del circuito de los arcángeles. El aislamiento planetario es, por supuesto, de escasa importancia para los mortales individuales desde el momento en que se derramó el Espíritu de la Verdad sobre toda carne mil novecientos años atrás.

(1254.5) 114:5.5 Cada día administrativo en Urantia comienza con una conferencia de consulta, atendida por el gobernador general, el jefe planetario de los arcángeles, el observador Altísimo, los supernafines supervisores, el jefe de los Portadores de Vida residentes, y huéspedes invitados de entre los elevados Hijos del universo o de entre algunos de los estudiantes visitantes que se encuentren al azar visitando el planeta.

(1254.6) 114:5.6 El gabinete administrativo mismo del gobernador general consiste en doce serafines, los jefes interinos de los doce grupos de los ángeles especiales que actúan como directores superhumanos inmediatos del progreso y estabilidad planetarios.

6. Los Serafines Decanos de la Supervisión Planetaria

(1254.7) 114:6.1 Cuando llegó a Urantia el primer gobernador general, coincidiendo con el esparcimiento del Espíritu de la Verdad, venía acompañado de doce cuerpos de serafines especiales, graduados de Serafington, quienes se asignaron inmediatamente a ciertos servicios especiales planetarios. Estos ángeles exaltados son conocidos como los sera-fines decanos de supervisión planetaria y están, aparte del supercontrol del observador planetario Altísimo, bajo la dirección inmediata del gobernador general residente.

(1255.1) 114:6.2 Estos doce grupos de ángeles, aunque funcionan bajo la supervisión del gobernador general residente, están dirigidos por el consejo seráfico de los doce: los jefes interinos de cada grupo. Este consejo también sirve como gabinete voluntario del gobernador general residente.

(1255.2) 114:6.3 Como jefe planetario de los serafines, presido este consejo de jefes seráficos, y soy un supernafín voluntario de la orden primaria que sirve en Urantia como sucesor del antaño jefe de las huestes angélicas del planeta que cayó en falta al tiempo de la secesión de Caligastia.

(1255.3) 114:6.4 Los doce cuerpos de los serafines maestros de supervisión planetaria son funcionales en Urantia como sigue:

(1255.4) 114:6.5 1. Los ángeles de la época. Éstos son los ángeles de la era corriente, el grupo dispensacional. Estos servidores celestiales están encargados de la supervisión y dirección de los asuntos de cada generación, tales como son diseñados que adapten al mosaico de la edad en la cual ocurren. El actual cuerpo de ángeles de la época que sirve en Urantia es el tercer grupo asignado al planeta durante la dispensación corriente.

(1255.5) 114:6.6 2. Los ángeles del progreso. Estos serafines están encargados de la tarea de iniciar el progreso evolucionario de las sucesivas edades sociales. Fomentan el desarrollo de la tendencia progresiva inherente de las criaturas evolucionarias; trabajan incesantemente para hacer que las cosas sean lo que deben ser. El grupo presentemente en servicio es el segundo que haya sido asignado al planeta.

(1255.6) 114:6.7 3. Los guardianes religiosos. Éstos son los «ángeles de las iglesias», los contendientes sinceros por lo que es y lo que ha sido. Intentan mantener los ideales de lo que ha sobrevivido para el tránsito seguro de los valores morales de una época a la otra. Son los jaque y mates de los ángeles del progreso, y buscan trasladar constantemente de una generación a la otra los valores imperecederos de las formas antiguas y pasadas en los esquemas de pensamiento y conducta más nuevos y por lo tanto menos estabilizados. Estos ángeles luchan por las formas espirituales, pero no son la fuente del ultrasectarismo y de las divisiones controversiales, sin sentido, de los religionistas profesantes. El cuerpo ahora funcional en Urantia es el quinto que así sirve.

(1255.7) 114:6.8 4. Los ángeles de la vida nacional. Éstos son los «ángeles de las trompetas», directores de las actuaciones políticas de la vida nacional en Urantia. El grupo que funciona ahora en el supercontrol de las relaciones internacionales es el cuarto cuerpo que sirve así en el planeta. Es particularmente a través del ministerio de esta división seráfica a través del que «los Altísimos gobiernan en los reinos de los hombres».

(1255.8) 114:6.9 5. Los ángeles de las razas. Aquellos que trabajan por la conservación de las razas evolucionarias del tiempo, sin importarles sus problemas políticos y agrupaciones religiosas. En Urantia existen restos de nueve razas humanas que se han mezclado y combinado en el pueblo de los tiempos modernos. Estos serafines están estrechamente asociados con el ministerio de los comisionados de la raza, y el grupo presentemente en Urantia es el cuerpo original asignado al planeta poco después del día de Pentecostés.

(1255.9) 114:6.10 6. Los ángeles del futuro. Éstos son los ángeles de proyección, que pronostican una edad futura y planean la realización de cosas mejores de una nueva dispensación en avance; son los arquitectos de las eras sucesivas. El grupo ahora en el planeta ha funcionado así desde el comienzo de la dispensación corriente.

(1256.1) 114:6.11 7. Los ángeles del esclarecimiento. Urantia recibe actualmente la ayuda del tercer cuerpo de serafines dedicados a fomentar la instrucción planetaria. Estos ángeles se ocupan de la capacitación mental y moral en cuanto ésta afecta a los individuos, familias, grupos, escuelas, comunidades, naciones y razas enteras.

(1256.2) 114:6.12 8. Los ángeles de la salud. Éstos son los ministros seráficos asignados a la asistencia de aquellas agencias mortales dedicadas a la promoción de la salud y a la prevención de la enfermedad. El cuerpo vigente es el sexto grupo que sirve durante esta dispensación.

(1256.3) 114:6.13 9. Los serafines del hogar. Urantia disfruta ahora de los servicios del quinto grupo de ministros angélicos, dedicados a la preservación y avance del hogar, la institución básica de la civilización humana.

(1256.4) 114:6.14 10. Los ángeles de la industria. Este grupo seráfico se ocupa de fomentar el desarrollo industrial y de mejorar las condiciones económicas entre los pueblos de Urantia. Se ha reemplazado este cuerpo siete veces desde el autootorgamiento de Micael.

(1256.5) 114:6.15 11. Los ángeles de la diversión. Éstos son los serafines que fomentan los valores del juego, el humor y el descanso. Intentan elevar constantemente las diversiones recreacionales del hombre y promover así una utilización más aprovechable del tiempo libre humano. El presente cuerpo es el tercero de esa orden que ministra en Urantia.

(1256.6) 114:6.16 12. Los ángeles del ministerio superhumano. Éstos son los ángeles de los ángeles, aquellos serafines que están asignados a ministrar toda otra vida superhumana en el planeta, provisional o permanente. Este cuerpo ha servido desde el comienzo de la dispensación presente.

(1256.7) 114:6.17 Cuando estos cuerpos de serafines decanos están en desacuerdo en asuntos de política o procedimiento planetario, usualmente el gobernador general resuelve sus diferencias, pero todas las decisiones de éste están sujetas a apelación según la naturaleza y gravedad de los asuntos comprendidos en el desacuerdo.

(1256.8) 114:6.18 Ninguno de estos grupos angélicos ejerce un control directo o arbitrario sobre los dominios de sus asignaciones. No pueden controlar plenamente los asuntos de sus respectivos reinos de acción, pero pueden manipular las condiciones planetarias y asociar circunstancias de manera de influir favorablemente en las esferas de la actividad humana a las cuales están asignados, y así lo hacen.

(1256.9) 114:6.19 Los serafines decanos de supervisión planetaria utilizan muchas agencias para cumplir con sus misiones. Funcionan como centros ideacionales de distribución, enfocadores de la mente y promovedores de proyectos. Aunque incapaces de inyectar conceptos nuevos y más elevados en las mentes humanas, frecuentemente actúan para intensificar algún ideal elevado que ya haya aparecido en un intelecto humano.

(1256.10) 114:6.20 Pero aparte de estas muchas formas de acción positiva, los serafines decanos aseguran el progreso planetario contra los peligros vitales mediante la movilización, la capacitación y mantenimiento del cuerpo de reserva del destino. La función principal de estos reservistas consiste en asegurarse contra la interrupción del progreso evolucionario; son las precauciones formadas por las fuerzas celestiales contra la sorpresa; son la garantía contra el desastre.

7. El Cuerpo de Reserva del Destino

(1257.1) 114:7.1 El cuerpo de reserva del destino consiste en hombres y mujeres vivientes que han sido admitidos al servicio especial de la administración superhumana de los asuntos del mundo. Este cuerpo está constituido de hombres y mujeres de cada generación que son elegidos por los directores de espíritu del reino para asistir en la conducta del ministerio de misericordia y sabiduría a los hijos del tiempo en los mundos evolucionarios. Es práctica general en la conducta de los asuntos de los planes de ascensión, comenzar esta utilización vinculatoria de las criaturas volitivas mortales inmediatamente en el momento en que éstas sean competentes y confiables para asumir tales responsabilidades. Consiguientemente, en cuanto aparecen hombres y mujeres en el escenario de la acción temporal con suficiente capacidad mental, adecuado estado moral y espiritualidad según los requisitos, rápidamente son asignados al grupo celestial apropiado de personalidades planetarias en calidad de asistentes mortales de enlace humano.

(1257.2) 114:7.2 Cuando se eligen seres humanos como protectores del destino planetario, cuando éstos se vuelven individuos clave en los planes que los administradores del mundo están persiguiendo, en ese momento el jefe planetario de los serafines confirma su relación temporal con el cuerpo seráfico y nombra guardianes personales del destino para que sirvan a estos reservistas mortales. Todos los reservistas tienen Ajustadores autoconscientes, y la mayoría de ellos funcionan en los círculos cósmicos más elevados de logro intelectual y alcance espiritual.

(1257.3) 114:7.3 Se elige a los mortales del reino para servir en el cuerpo de reservistas del destino en los mundos habitados por:

(1257.4) 114:7.4 1. Su capacidad especial para ser preparados secretamente para numerosas posibles misiones de urgencia en la conducta de varias actividades en los asuntos del mundo.

(1257.5) 114:7.5 2. La dedicación incondicional a alguna causa especial social, económica, política, espiritual u otra, acoplada con el deseo de servir sin reconocimientos ni recompensas humanos.

(1257.6) 114:7.6 3. La posesión de un Ajustador del Pensamiento de extraordinaria versatilidad y probable experiencia preurantiana para enfrentarse con dificultades planetarias y luchar con inminentes situaciones de urgencia mundial.

(1257.7) 114:7.7 Se le proporciona a cada división del servicio celestial planetario un cuerpo de enlace constituido de estos mortales del destino. El mundo habitado promedio emplea setenta cuerpos del destino separados, los que están íntimamente conectados con la conducta superhumana corriente de los asuntos de ese mundo. En Urantia hay doce cuerpos de reservistas del destino, uno para cada uno de los grupos planetarios de supervisión seráfica.

(1257.8) 114:7.8 Los doce grupos de reservistas urantianos del destino están formados por habitantes mortales de la esfera que han sido preparados para numerosas posiciones cruciales en la tierra y se mantienen prontos a actuar en posibles urgencias planetarias. Este cuerpo combinado consiste ahora de 962 personas. El cuerpo más pequeño tiene 41, y el más grande 172. Con excepción de menos de una veintena de personalidades de contacto, los miembros de este grupo único, están totalmente inconscientes de su preparación para posible función en ciertas crisis planetarias. Estos mortales reservistas son elegidos por el cuerpo al cual se los conecta y de la misma manera son capacitados y preparados en su mente profunda mediante la técnica combinada del Ajustador del Pensamiento y el ministerio del guardián seráfico. Muchas veces numerosas otras personalidades celestiales participan en esta capacitación inconsciente y en toda esta preparación especial los seres intermedios realizan servicios valiosos e indispensables.

(1258.1) 114:7.9 En muchos mundos los seres intermedios secundarios mejor adaptados son capaces de llegar a grados variables de contacto con los Ajustadores del Pensamiento de ciertos mortales constituidos en forma favorable, a través de la penetración experta en la mente en la que reside dicho Ajustador. (Fue precisamente mediante tal combinación fortuita de ajustes cósmicos como estas revelaciones se materializaron en el idioma inglés en Urantia). Estos mortales de contacto potencial de los mundos evolucionarios son movilizados en los numerosos cuerpos de reserva, y es, hasta cierto grado, a través de estos pequeños grupos de personalidades de visión amplia a través de los que se avanza la civilización espiritual y los Altísimos pueden gobernar en los reinos de los hombres. Los hombres y mujeres de estos cuerpos de reservistas tienen así distintos grados de contacto con sus Ajustadores a través del ministerio interpósito de los seres intermedios; pero estos mismos mortales son poco conocidos por sus semejantes excepto en aquellas raras urgencias sociales y exigencias espirituales en las cuales estas personalidades reservistas funcionan para la prevención de la interrupción de la cultura evolucionaria o de la extinción de la luz de la verdad viva. En Urantia estos reservistas del destino raramente se engalanan en las páginas de la historia humana.

(1258.2) 114:7.10 Los reservistas actúan inconscientemente como conservadores de la información planetaria esencial. Muchas veces, cuando un reservista muere, se realiza una transferencia de ciertos datos importantes de la mente del reservista que fallece a un sucesor más joven mediante la vinculación de dos Ajustadores del Pensamiento. Los Ajustadores indudablemente funcionan de muchas otras maneras desconocidas para nosotros en relación con estos cuerpos de reservistas.

(1258.3) 114:7.11 En Urantia el cuerpo de reservistas del destino, aunque no tiene un jefe permanente, tiene sus propios consejos permanentes que constituyen su organización de gobierno. Estos comprenden el consejo judicial, el consejo de historicidad, el consejo de soberanía política y muchos otros. De vez en cuando, de acuerdo con la organización del cuerpo, los jefes titulares (mortales) de todo el cuerpo de reservistas han sido comisionados por estos consejos permanentes para funciones específicas. La duración del encargo de estos jefes reservistas es generalmente asunto de pocas horas, estando limitada al cumplimiento de alguna tarea específica.

(1258.4) 114:7.12 El cuerpo de reservistas de Urantia tuvo su mayor cantidad de miembros en los días de los adanitas y los anditas, disminuyendo en forma constante con la dilución de la sangre violeta y alcanzando el punto más bajo alrededor de la época de Pentecostés, desde cuyo momento el número de reservistas ha ido aumentando constantemente.

(1258.5) 114:7.13 (El cuerpo de reservistas cósmicos de ciudadanos conscientes del universo en Urantia llega ahora a más de mil mortales cuyo discernimiento de la ciudadanía cósmica transciende en mucho la esfera de su residencia terrestre, pero se me ha prohibido revelar la verdadera naturaleza de la función de este grupo singular de seres humanos vivientes.)

(1258.6) 114:7.14 Los mortales de Urantia no deben permitir que el aislamiento espiritual comparativo de su mundo respecto de ciertos circuitos del universo local produzca una sensación de abandono cósmico o de orfandad planetaria. Opera en el planeta una supervisión superhumana muy definida y eficaz de los asuntos del mundo y de los destinos humanos.

(1258.7) 114:7.15 Pero es verdad que vosotros tenéis, en el mayor de los casos, tan sólo una idea limitada del gobierno planetario ideal. Desde los tiempos primitivos del Príncipe Planetario, Urantia ha adolecido del aborto del plan divino de crecimiento mundial y desarrollo racial. No se gobiernan los mundos habitados leales de Satania como se gobierna Urantia, sin embargo en comparación con otros mundos aislados, vuestros gobiernos planetarios no han sido tan inferiores; sólo uno o dos mundos pueden ser considerados peores, y unos pocos pueden ser ligeramente mejores, pero la mayoría están en un nivel de igualdad con vosotros.

(1259.1) 114:7.16 Nadie en el universo local parece saber cuándo terminará el estado de confusión de la administración planetaria. Los Melquisedek de Nebadon tienden a opinar que habrá pocos cambios en el gobierno y administración planetario hasta la segunda llegada personal de Micael en Urantia. Indudablemente en ese momento, si no antes, se efectuarán enormes cambios en la gestión del planeta. Pero en cuanto a la naturaleza de dichas modificaciones de la administración del mundo, nadie parece poder conjeturarlo siquiera. No hay precedente para tal episodio en toda la historia de los mundos habitados del universo de Nebadon. Entre las muchas cosas difíciles de comprender en cuanto al futuro gobierno de Urantia, una muy destacada es la ubicación en el planeta de un circuito y centro divisional de arcángeles.

(1259.2) 114:7.17 Vuestro mundo aislado no está olvidado por los consejeros del universo. Urantia no es un huérfano cósmico, manchado por el pecado y separado del cuidado divino por la rebelión. Desde Uversa hasta Salvington y hasta Jerusem, aun en Havona y en el Paraíso, todos saben que nosotros estamos aquí; y vosotros los mortales que habitáis ahora en Urantia sois tan tiernamente amados y tan fielmente cuidados como si esta esfera no hubiese sido traicionada jamás por el Príncipe Planetario infiel, y más aun. Es eternamente verdad: «El Padre mismo os ama».

(1259.3) 114:7.18 [Presentado por el Jefe de los serafines estacionados en Urantia.]

Back   |   Home   |   Next